Control de hongos y ácaros

ÁCAROS EN GENERAL: En humedad Baños, Piscinas, Saunas y de vida libre en Colchones, Mantas, Almohadas, Sofás, Tapetes y demás.

El moho: Al reproducirse produce esporas diminutas e invisibles que pueden encontrarse casi en todas partes. Las esporas de moho no crecen a menos que encuentren humedad. Si tiene un problema de moho en su casa, también debe tener un problema de humedad. Buscar y eliminar la fuente de humedad es la clave para controlar el moho.
Hongos

 

acaro
Ácaros: Existen más de 30.000 especies de ácaros, la mayoría de los cuales mide menos de un milímetro de largo. Al igual que otros arácnidos, sus cuerpos se componen de prosoma y abdomen y tienen cuatro pares de patas. A partir del huevo, estos arácnidos se desarrollan pasando por las fases de larva y pupa antes de su plena maduración.

Pueden sobrevivir en la tierra como en el agua. Aunque la mayoría de los ácaros no son peligrosos para los animales, algunas especies son por naturaleza parásitas. Los ácaros parásitos pueden causar severas irritaciones en la piel de los animales que los hospedan, conocidas como Sarna.

Los ácaros de las aves afectan a las aves de corral, mientras que los ácaros araña destruyen las cosechas.  Algunas especies parásitas son más peligrosas que otras, puesto que residen dentro de las vías respiratorias de sus anfitriones. Otras, como las niguas, pueden transferir enfermedades peligrosas.